Darwinismo musical

Solo las especies que saben adaptarse a los cambios sobreviven. Ibercàmera, un ciclo de conciertos acostumbrado a sobrevivir en la selva de la iniciativa privada, que basa su supervivencia en la amplitud, fidelidad y solidez de su lista de abonados y que solo muy marginalmente se benefició en los buenos tiempos de aquellas subvenciones públicas hoy desaparecidas o casi, sabe adaptarse a los cambios.

Enfrentado a tener que conmemorar su trigésimo aniversario en tiempos difíciles, en vez de efectuar rebajas más o menos camufladas ha optado por huir hacia adelante con una solución original e imaginativa: se ha inventado una orquesta con los mejores jóvenes del país, la Orquestra Da Camera. La inauguración de la temporada de Ibercámera con la primera actuación pública del invento tuvo carácter de acontecimiento.

Dirigida con intensidad y claridad de ideas desde el puesto de concertino por Antje Weithaas el conjunto ofreció un programa ecléctico, variado y asequible, adecuado al caso: el Concierto de Brandemburgo núm. 3 y el Concierto para violín y oboe de Bach, la Pequeña serenata nocturna de Mozart y, en la segunda parte, como plato fuerte de la noche, la Noche transfigurada de Schönberg.

El País | Xavier Pujol –LEER AQUI LA NOTICIA DE MUSICA / CATALUÑA

Noticia seleccionada por AMADEUS LIBRERIA DE MUSICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: