‘Los Miserables’ bajo infrarrojos

Aunque en los pasillos de los camerinos los actores se crucen y se digan: «Mucha mierda, cariño», no son iguales las bambalinas del teatro Talía y el teatro de la ópera más grande de la Comunitat Valenciana. En una sala normal, con un reparto reducido, una persona va dando la voz con los minutos que quedan o se acerca a la farmacia a comprar ibuprofeno. Sin embargo, en el Palau de les Arts, Elena, la responsable de la regiduría de ‘Los Miserables’ trabaja con media docena de monitores mientras se visten y maquillan casi cuarenta actores y una decena de músicos afinan instrumentos en el foso. Elena es una más entre el medio centenar de asistentes técnicos y artísticos necesarios para poner en pie a diario el espectáculo. A las pantallas llegan imágenes de cámaras cenitales, laterales, en bambalinas e incluso de un visor de infrarrojos con el que se controla todo lo que hay sobre el escenario, lo que se ve por parte del público y lo que hay detrás de las toneladas de material escenográfico del primer musical que se ofrece en el coliseo operístico. (…)

Las Provincias | Burguera –LEER AQUI LA NOTICIA DE MUSICA / COMUNIDAD VALENCIANA

Noticia seleccionada por AMADEUS LIBRERIA DE MUSICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: