El clarinete por la batuta

El instrumentista Vicente Alberola despega como director de orquesta. En Benifairó la música era entonces un asunto social. El pequeño pueblo valenciano no tenía más de 1.500 habitantes, pero contaba con una banda de 120 músicos. Uno en cada casa. Vicente Alberola (1970) creció en ese ambiente y aprendió a tocar el clarinete casi por inercia, como sucedía aquellos tiempos. Propulsado por su talento, todo dio un vuelco profesional el día en que su abuelo, intérprete profesional, le regaló dos clarinetes. Uno en la y el otro en si bemol. Todavía lo recuerda. Sonaban tan bien, que hasta hace no tanto los usaba en el foso del Teatro Real, donde los últimos años ha sido punta de lanza del sonido de la Sinfónica de Madrid. La semana pasada, como ya hizo tímidamente hace dos años, subió esos pocos escalones que separan el podio del resto del foso y se puso al frente de sus compañeros para dirigir dos funciones de L’elisir d’amore,en la que también ejerce de asistente del batuta titular, Marc Piollet.

El País | Daniel Verdú –LEER AQUI LA NOTICIA DE MUSICA / MADRID / COMUNIDAD VALENCIANA

Noticia seleccionada por AMADEUS LIBRERIA DE MUSICA

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: