El cazatalentos de la música clásica

Martin Engstroem, fundador del Festival de Verbier, defiende el valor de la imagen para triunfar

Martin Engstroem (Estocolmo, 1953) comenzó a organizar conciertos siendo muy joven. Entre 1999 y 2003 fue nombrado vicepresidente de la mítica discográfica Deutsche Grammophon (DG), donde ficharía a estrellas de hoy como la soprano Anna Netrebko, Hélène Grimaud o los pianistas chinos Lang Lang, Yuja Wang y Yundi Li.

Hace 21 años fundó el Festival de Verbier en los Alpes suizos, considerado “el mayor festival clásico fuera de una ciudad”. Engstroem es un hombre de enorme influencia, a quien responden las llamadas tanto los mejores músicos como los patrones de la gran banca y multinacionales. Una proeza necesaria si se quiere financiar un evento cuyo presupuesto supera los 10 millones de euros anuales. Pero Verbier, como [casi] todos los eventos clásicos del mundo, padece de una audiencia de edad más que madura. Nadie parece saber cómo atraer público joven a la cita con Mozart y Brahms. Engstroem tampoco. “Es que la cultura clásica se aprende en casa con la familia. Si no lo ha mamado de pequeño, lo más probable es que usted no pise una sala de conciertos hasta que tenga más de 40 años”. (…)

El País | Rodrigo Carrizo Couto –LEER MAS / INTERNACIONAL

Noticia seleccionada por AMADEUS LIBRERIA DE MUSICA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: